ATERRIZAJE FORZOSO
BALONCESTO

ATERRIZAJE FORZOSO

INFANTIL FEM 06 Y 07

Sobredosis de realidad la que tuvimos en Loiu, durante el torneo que organizaba Urdaneta, como cada año desde hace ya siete, en homenaje a un tal Barenys, (qué debía ser alguien de referencia de su club de basket), esponsorizado por una marca de patatas fritas y al que acudieron, viejas escuadras conocidas. Verbigracia: Tabirako, Getxo, Loiola, Padura y alguna que otra que me dejó en el tintero, además - huelga decirlo - del equipo organizador.

Nos tocó madrugar, con la refranera esperanza de hacernos acreedores del favor divino. Nada más lejos de la realidad.

Con las primeras luces, y un cielo perlado por un espectacular mosaico de nubes de caprichosas siluetas moldeadas por el viento sur, nos presentamos en las impresionantes instalaciones de los p p. Agustinos en honor del militar, religioso y navegante de Ordizia.
Y para qué os ilustréis, os paso el wiki link a la vida y obra de este santo varón, (que no va a ser todo prensa rosa).

https://es.wikipedia.org/wiki/Andr%C3%A9s_de_Urdaneta

Y comenzó el torneo en una de las canchas cubiertas, contra las que a la postre se alzarían con el trofeo, unas apabullantes Getxo Rendimiento, que ofrecieron una exhibición de efectividad anotadora y un despliegue físico sin parangón. Un espejo en el que apuntar nuestras aspiraciones y nuestro luengo recorrido de mejora.

Pues eso, qué para desayunar, nos pasaron por la piedra esméril dejándonos con una triste canasta en el haber. En nuestro descargo, la ausencia total de rodaje, la caraja mañanera, y la toma de contacto con la canasta grande.

Cabe destacar la buena imagen de las nuevas incorporaciones, que no solo se integraron en el equipo a bocajarro, sino que fueron las que más movieron al equipo desde el principio, ante el ataque de ritmo caribeño de la mayoría de las ''veteranas''.

El recién estrenado técnico (pobre incauto, no sabe dónde se ha metido), no pareció deprimirse en demasía y lejos de amilanarse, arenga a las nuestras que encararon el segundo de abono,con renovado ardor guerrero, contra un hiper-poblado Tabirako, de infausto recuerdo, que empezó fallón, a pesar de las pingües facilidades que las nuestras - cuya religión les prohíbe saltar y coger rebotes - Les daban. Pero no era más que un espejismo.

Se gustaron algo más las nuestras en durante los prolegómenos de este 2° round, y anotamos algo más. Destacó Paula T. conduciendo el juego y June Ironborn en su faceta anotadora. Se notó que nos falta tiro, nos falta fondo y nos venimos abajo cuando las cosas no salen. Algo mejor la imagen proyectada por las lasallekos, que la ofrecida en el primer partido, que fue para morder cerillas.

En definitiva, un rapapolvo el toda regla para ponernos en nuestro sitio tras una temporada pasada jalonada de victorias. Volviendo a tirar del refranero: ''Días de mucho, vísperas de nada''. Infantil es harina de otro costal y les va a costar coger el nivel para enfrentarse al plantel de hiperdesarrolladas bestias corrupias, contra las que a buen seguro les tocará batirse el cobre en la temporada que tenemos encima.

Así, en cuanto se reencontraron las súbditas del Duranguesado con su acierto anotador, nos pasaron por encima, (de nuevo) y el varapalo nos dejó tocadas.

Ahogaron sus penas nuestras alicaídas representantes en el opíparo buffet de frutas surtidas que tuvo a bien poner a disposición de las participantes, la organización y después se fueron a comer con el resto de escuadras contrincantes. Mientras, los sufridos progenitores nos buscamos un codillo que roer en un garito cercano en el agro del infanzonado llano ( y lleno) de Bizkaia.

Después del reparador yantar y ya en sesión vespertina, vino la puntilla outdoors por parte de unas, a priori, más asequibles Padura, que durante los primeros compases del tercer encuentro nos dieron cuerda, permitiendo a las nuestras adelantarse en el marcador y dominar el juego por mediación de una enchufada y omnipresente Paula T.

Pero poco dura la dicha en el hogar del menesteroso y las de Arrigorriaga supieron rehacerse y aplicar un rodillo anotador que no solo les permitió remontar en el luminoso, sino a la sazón, apalizarnos con un nada desdeñable 40-20.

No sé les puede acusar a las nuestras , de no esforzarse, (y de hecho las agujetas del día después prometían ser antológicas), pero sí de adolecer de cierta apatía.

''I have nothing to offer but blood, toil, tears and sweat''
Sir Winston Churchill, Primer Lord del Almirantazgo.