NUEVO DAMNIFICADO
BALONCESTO

NUEVO DAMNIFICADO

MINI FEMENINO 2007

Cuarta jornada liguera, con salida a las Encartaciones. Maristas- Zalla, en este caso, fue el conjunto que recibió nuestra visita en el, ya conocido por nuestras huestes, polideportivo de la Villa Encartada, rayanas las 10 de la mañana de este pasado sábado. En un pluriempleado pabellón que albergaba tres encuentros simultáneamente, pero sin excesiva afluencia de respetable, arranco un encuentro, que durante el calentamiento se presumía ''de poder a poder,'' contra unas rivales de talla y corpulencia similar a las de las nuestras, (aunque como más tarde supimos, eran de 2008), ataviadas de azul y blanco y qué salían a por todas.

Los prolegómenos fueron dinámicos, con un pulso entre ambas formaciones y un esférico sin dueño que corría a lo largo y ancho de la cancha, con continuas pérdidas de balón y múltiples ocasiones por parte de ambos conjuntos, pero con poco acierto anotador, con lo que las diferencias en el marcador eran mínimas.

No acabábamos de despegar, si bien cada vez las pollitas iban comiendo terreno a sus oponentes, acabando el primer parcial con un discreto 2-6.

A partir del segundo, el escenario cambió diametralmente, saliendo en estampida las nuestras y abriendo brecha en el marcador que ya no dejaría de crecer hasta cerrar acta en el cuarto parcial. Se notó un cambio radical en concentración e intensidad por parte de las amarillas que se dedicaron a destruir el juego rival y a rentabilizar los constantes contraataques, hasta el punto que el entrenador local tuvo que pedir tiempos muertos para tratar de frenar el destrozo. Aun y así las nuestras atravesaron también sus lapsos de imprecisiones de cara al aro, anotando menos de lo que lo habían hecho en anteriores encuentros.

El segundo y tercer tiempos fueron tornándose monólogos amarillos y el juego azul fue paulatinamente enrareciéndose con continuos roces, choques y personales. Bonco, en definitiva, según se iba oscureciendo el panorama para las locales.

Las nuestras, lejos de amedrentarse, empezaban a gustarse, practicando un juego coral y adornándose incluso, dejando detalles interesantes para la galería: fintas, amagos, reversos,..qué empiezan a jalonar el repertorio de unas entregadas chavalas que siguen mejorando cada día y de momento contando cada partido como victoria incontestable.