En nuestras manos
BALONCESTO

En nuestras manos

La victoria de La Salle sobre Construcciones Armeti por 63 a 51 pone de nuevo en nuestras propias manos la lucha por la primera plaza del grupo de junior especial de Bizkaia, que ostenta por el momento Dosa Salesianos.

Como se esperaba el partido frente a los de Galdakao fue complicado, especialmente por las numerosas bajas con que nos presentábamos al encuentro, ya sea por lesiones, viajes u otros motivos. Sin embargo, Ander y Zurdo se pusieron al frente del equipo y lideraron la victoria con 25 y 18 puntos respectivamente.

Los de Ibazabal venían con todo y dispuestos a dar la batalla, sobre todo tras su victoria la semana pasada frente a Dosa y se pusieron por delante con la primera canasta, a la que respondieron primero Zurdo y después Xabi y Jaime. En el toma y daca los visitantes cobraron ventaja con un 7 a 12 pasado el ecuador del primer cuarto, hasta que Ander anotó 7 puntos consecutivos y dio la vuelta al marcador, 14-13. A partir de ahí la ventaja local fue aumentando hasta terminar el cuarto en 21 a 14.

El segundo comenzó con la reacción visitante que se colocó a un punto nada más empezar, mientras que en La Salle comenzaron las rotaciones y aportaron sus puntos, Gonzalo, Rentería, Gaizka y Oier que ejerció esta vez como base titular y se marcó un gran “coast to cost”. Al descanso sin embargo, los de Galdakao consiguieron acercarse a 4 puntos. 36-32 en el marcador. Las espadas en alto para la segunda parte.

En el tercer cuarto se incorporó Pedrini al partido. Gorka también empujaba, pero se echó en falta a los ausentes y costaba frenar la presión de Ibaizabal, que apretaba, aprovechando el permisivo arbitraje. Los visitantes se pusieron a dos puntos, pero un fallo en los últimos segundos y la réplica de Ander con una canasta sobre la bocina evitó que en vez de acabar el tercer cuanto en empate se mantuviese la diferencia en 4 puntos, 49 a 45.

En el último cuarto, Gonzalo nos dio un susto con una caída que le llevó cojeando al banquillo. La Salle respondió a la presión con un quinteto alto que endosó un parcial de 8-0 a los de Galdakao y consiguió abrir hueco, ante la frustración de los visitantes que veían escaparse el partido y endurecieron la defensa. De nada les sirvió ante el acierto de La Salle en los tiros libres y al final la victoria se quedó en casa por 63 a 51.

En definitiva, buen partido de La Salle, que demostró tener una plantilla larga, capaz de hacer frente a un alto número de lesiones y ausencias. Enhorabuena al equipo que recupera la posibilidad de hacerse con la primera plaza del grupo. Mucha suerte y a por todas. ¡Aupa La Salle!