Somos un equipo
BALONCESTO

Somos un equipo

Nos enfrentábamos en la tarde del domingo a Unamuno, equipo que nos acompañó en los cruces para subir a Liga Vasca, por lo que se preveía un partido duro, aunque últimamente los resultados no les acompañaban en demasía, motivado esto por las lesiones de jugadoras claves.

Al empezar el partido y viendo los primeros minutos se preveía una jornada tranquila, ya que parecía que estábamos más atinadas que ellas, aumentando la ventaja minuto a minuto (9-7, 14-7, 20-10) hasta acabar el primer con la máxima diferencia 25-12.

El segundo cuarto ha sido más igualado, llegando al ecuador del mismo ganado por dos puntos el parcial (34-19). No jugábamos tan alegres como en el primer cuarto, luchando cada punto en ataque, yéndonos al descanso diez puntos arriba (39-29) y con la impresión de que había que sudar más para llevarse la victoria.
Misma impresión en el tercer cuarto aumentando la diferencia al ecuador del mismo (44-31), pero con la sensación de que estábamos un poco estancadas en ataque. Al final del cuarto las espadas volvían a estar en todo lo alto (50-45), con sendos triples de cada equipo para cerrarlo.

Primeros minutos del último cuarto, siendo un toma y daca (55-49) y con la impresión de que estábamos jugando con fuego. Nada más lejos de la realidad, ya que en los últimos minutos, volviendo la frescura en ataque y la solvencia en defensa, nos hemos ido hasta el 68-51 final, teniendo como colofón el partido, el triplazo, en carrera, en el último segundo de una de nuestras jugadoras.

Buen partido de las nuestras, dado que teníamos uno de los equipos potentes de la categoría y que nos han puesto en dificultades a lo largo de casi todo el partido.

No sé qué ha pasado por la mente del entrenador, pero he visto un cambio positivo en los tres últimos partidos, realizando más rotaciones con las jugadoras, respondiendo éstas con un juego más ágil y dinámico, jugando coralmente, no destacando ninguna, llevando cada una el peso del juego a ráfagas. A mí personalmente me gusta este cambio porque necesitamos a todas las jugadoras, sin excepción.

Debemos agradecer la presencia de tres jugadoras y de la entrenadora del Cadete de Liga Vasca, las cuales han ayudado al equipo, como siempre. Parte del éxito de esta temporada les corresponde a las jugadoras del Cadete de Liga Vasca, que nos ayudan semana a semana.

Y ya por último mandar un mensaje de ánimo a nuestra única lesionada, María Aguiriano, esperando que pronto esté “dando guerra” en la pista.