A morder
BALONCESTO

A morder

Iba a analizar el último partido disputado por las chicas, pero sinceramente, estoy tremendamente cansado, me siento muy cansado de escribir siempre lo mismo, de relatar cómo salimos en tromba con mayor o menor acierto, de cómo el más mínimo error se nos penaliza salvajemente, de cómo cuando las rivales dan por seguro el partido sacamos garra y nos ponemos ahí haciéndolas temblar y sobre todo de cómo por ''H'' o por ''B'' no somos capaces de materializar la victoria.

Estoy herido en mi orgullo, me duele tener la miel en los labios y dejarla escapar, me quema dejar vivos a los rivales, ver a mis chicas mal. Me irrita que en este mundo resultadista sólo importa la dichosa clasificación; si no estás arriba no eres nada. Eso te quieren hacer creer; estoy hasta el gorro.

Que este equipo, por plantilla, trabajo y juego, debería estar peleando por el playoff no es nada nuevo, lo saben ellas, lo sé yo y os aseguro que lo saben las rivales, esas cosas se huelen.

La semana que viene rendimos visita al líder de la categoría, equipo que ya sabe lo que es sufrir contra nosotras y que se escapó de nuestra casa vivo por el canto de un duro. Ese espíritu no se ha perdido. A GANAS NO PUEDE GANARNOS NADIE.

Sed conscientes de lo que estamos haciendo y pelead. Os recuerdo la frase del profesor Viktor Kuppers: “El resultado no es exigible, lo que es exigible es el esfuerzo”.

Con esto concluyo la crónica semanal, tal vez un tanto escueta, será porque tenemos que hacer más que hablar.

A POR ELLAS, NOSOTRAS CONFIAMOS