Buen inicio
BALONCESTO

Buen inicio

A estas alturas de temporada nada va a ser ya fácil. Pero hay algo en La Salle Zurekin Bus que te obliga a creer. Te obliga a creer cuando se va 11 puntos arriba en el marcador y te exige seguir con fe cuando el marcador se pone cuesta arriba.

Y eso pasó en Navarra este fin de semana. Ardoi, el siempre buen equipo navarro, esperaba con incertidumbre la llegada de las amarillas. Querían resarcirse de su mal estreno en la fase que mira a los play offs de ascenso. Y ya les adelanto que no lo consiguieron.

El partido arrancó con dominio alterno en el luminoso. Sin dueño en el tanteo pero sí en el juego. Porque La Salle ZurekinBus tiene su sello, su personalidad en el campo. Se comporta perfectamente bajo el patrón que Txutxi Paredes ha dibujado.

Un patrón en el que todas sus jugadoras tienen su papel, unos días más preponderantes que otros, pero siempre lo tienen.

No fue hasta el segundo cuarto cuando el mejor juego se impuso. Y ese fue el de las visitantes para irse 31/41 al descanso.

El buen baloncesto, sus robos y su intensidad defensiva le dio la renta con la que se fue a vestuarios.

El arranque de la segunda mitad no fue ni bueno ni malo. Valía con que el reloj se fuese comiendo los segundos y la renta se mantuviese en esa cifra psicológica de los diez puntos. Pero en lo que tardas en buscar tu botella de agua y echar un trago Ardoi se comió la renta de las deustoarras.

Lo hicieron bien las navarras desde ahí y hasta el final. Lograron la remontada y se plantaron en los últimos minutos con renta a su favor.

Y ahí, en los últimos segundos, cuando se ganan los partidos que no tienen dueño, apareció la defensa de La Salle Zurekin Bus acompañada de tres acciones en ataque finalizadas con éxito para matar el partido y dejar el 62-66 final.

Dos de dos. Dos jornadas y dos victorias en la segunda fase de la liga. Buen arranque en esta parte de la liga que mira al ascenso. Las chicas de este equipo, con sus argumentos en cancha, con su intensidad, con sus ganas, obligan a creer. Siguiente parada: Barakaldo.